2 febrero 2021 | Noticias

La materialidad en sostenibilidad se refiere a los asuntos de suma importancia que pueden influir sobre el rumbo de la organización, su estrategia corporativa y hasta modelo de negocio. En este proceso se identifican los temas relevantes, que son aquellos que pueden generar impactos económicos, ambientales y sociales de la compañía, o influir en las decisiones de sus stakeholders.

Es así como la materialidad se convierte en un proceso que permite escuchar a los grupos de interés y conocer más sobre la esencia de la organización (riesgos y retos), lo que se traduce en un recurso para ser más competitivos.

Por su parte, el Global Reporting Initiative (GRI), organización internacional no gubernamental, creadora de estándares globales para informes de impacto, da énfasis en dos aspectos claves relacionados con la materialidad: facilitar la participación interna y situar a los grupos de interés en el eje del proceso.

¿Por qué es importante hacer la materialidad?

  • Se definen los asuntos materiales, que son de suma importancia para el desarrollo exitoso de la estrategia corporativa
  • Se fortalece el relacionamiento con los diferentes grupos de interés y, por ende, de la sostenibilidad de la empresa a largo plazo.
  • Permite gestionar y comunicar mejor los asuntos relevantes, lo que evita conflictos con los grupos de interés.
  • Se mitigan riesgos corporativos, lo que es fundamental para un negocio sostenible.
  • Es un paso fundamental para dirigir la estrategia de sostenibilidad.
  • Es un paso previo para hacer un informe de sostenibilidad, pertinente y de gran valor para los diferentes públicos de la compañía.
  • Se profundiza en otros temas propios del negocio y permite conocer qué le es de interés a los grupos de interés.
  • Se mejora la competitividad de la empresa al fortalecer su estrategia.

Metodología para realizarla

Desde Portafolio Verde hemos diseñado una metodología siguiendo los principios de la ISO26000 y GRI para la realización de la materialidad de una empresa

  1. Referenciación
    Lo primero es estudiar los temas materiales de otras empresas del sector y el entorno.
  2. Definir los grupos de interés
    Posteriormente, se seleccionan los grupos del público interno, accionistas, proveedores, clientes, comunidad, medios de comunicación, gobierno, entre otros grupos que sean relevantes para la organización.
  3. Elaborar las herramientas de consulta para cada grupo de interés
    Se continúa con el desarrollo de metodologías como grupos focales, entrevistas en profundidad o cuestionarios, para hacer consultas remotas. Hay que tener presente que cada grupo de interés es diferente y por ende se debe contemplar estrategias diferentes.
  4. Realizar la consulta y procesar la información
    Ahora es momento de implementar las consultas, tabular los resultados, depurar y validar los hallazgos.
  5. Priorizar y decidir los temas que serán incorporados a la estrategia de sostenibilidad
    Esto se hace con la ayuda de un gráfico de 2 ejes, propuesto por la metodología Estándar GRI. La selección se realiza con los resultados de la consulta a las partes de interés, y el grupo de trabajo interno.

¿Qué implica hacer este proceso?

Para tener una materialidad efectiva ten presente que se deben realizar de manera consciente algunas acciones que te detallaremos a continuación:

1- Escuchar y consultar a los stakeholders
Es necesario darle protagonismo a los grupos de interés y conocer las cuestiones que les son relevantes. Esto es un mecanismo efectivo para fortalecer las relaciones con cada uno de ellos.

2- Analizar
Los temas identificados deben ser pertinentes para la industria, el entorno de la organización y acordes a la esencia de lo que se hace. No hay que olvidar que la materialidad es un medio, no un fin, y por ende, debe ser la empresa quien defina cuáles son sus asuntos materiales.

3- Asumir compromisos
La materialidad también incluye identificar los impactos negativos en la cadena de valor y en ese proceso es relevante que la empresa asuma compromisos, genere políticas, programas, e indicadores claves que permita evaluar lo que se hace.

4- Generar reflexión
Por último, la materialidad es un proceso de aprendizaje, un diagnóstico de los procesos propios de la empresa y un cuestionamiento sobre el modelo del negocio, la estrategia y la gestión de riesgos.

¿Por qué hacerla con Portafolio Verde?

Portafolio Verde es una consultora con 15 años de experiencia en el mercado. A lo largo del trayecto, hemos realizado análisis para seleccionar los asuntos materiales para organizaciones como Grupo Familia y Alquería, y posteriormente sus respectivos informes de sostenibilidad. ¿Te interesa? ¡Trabajemos juntos!